Plato de cerámica refractaria ideal para postres. Contiene dibujos abstractos y vidrio azul y blanco que dan un toque muy mediterráneo.

 

  • Hecho a mano
  • Diametro 17 cm
  • Alto 1,5 cm