Si te preguntas cómo se utiliza un torno de alfarero, en este artículo podrás encontrar algunas respuestas que te harán descubrir el proceso de torneado en la creación de piezas de cerámica.

Tipos de tornos de alfarero

 

 

Ante todo, hay que decir que existen distintos tipos de tornos alfareros de tracción humana o eléctrica, o lo que es lo mismo, de pedal y rueda o el torno eléctrico.  Por sorprendente que parezca, puedes plantearte construir tú mismo un torno alfarero para cerámica, pero es una tarea que requiere experiencia, horas de trabajo e investigación.

En general, hay que tener en cuenta que todos los que crean piezas de cerámicas, ya sea utilizando el torno de rueda o el torno eléctrico, acaban acostumbrándose a su torno. En los cursos de cerámica recalcamos lo importante que es elegir el modelo más adecuado en base al lugar de trabajo y a la cantidad de dinero que se desea invertir en comprar un torno alfarero. Quizás seas nuevo modelando barro o recuerdes como el alfarero modelaba sus piezas cuando comenzabas con tu torno alfarero para principiantes, en este caso podrás centrarte en la búsqueda de un torno que no vibre, al ser posible potente y sobre todo cómodo para apoyar los brazos.

Preparación de la arcilla

Antes de sentarte en el torno cerámica, deberás comprar arcilla pensando en primer lugar en la temperatura al cual vas a cocer, dado que existen arcillas de alta y baja temperatura. Una buena arcilla para tornear deberá ser plástica y maleable.

Tras elegir la pasta de arcilla, podrás amasar la cantidad necesaria para elaborar una forma, aunque, en teoría la arcilla puede ser utilizada nada más abrir la bolsa.

Cualquier sea tu elección, para adherir el barro sobre el plato del torno alfarero es muy importante que este esté seco, porque si estuviera mojado o húmedo, resbalaría y no se pegaría.

Cómo dominar el torno alfarero

Para dar forma a un objeto, el primer paso es centrar la arcilla, logrando que la pella de arcilla se quede quieta a pesar de que el torno siga girando. Una vez centrada la arcilla, podrás empezar a modelar con las manos húmedas. El centrado es el primer obstáculo que encontrarás, así que no te desanimes porque es normal que lleve algo de tiempo aprender esta técnica.

Cuando la pieza esté seca, al cabo de unos días, podrás empezar el proceso de retorneado, cuyo objetivo es conseguir un acabado con mejores características.

Una de las técnicas que aprenderás en los cursos de cerámica que ofrece Diana Claudia Yzet, es aprender a seleccionar una buena pintura para cerámica, principalmente ha de ser una pintura acrílica que es la que mejor seca al aire. Has de utilizar un pincel para aplicar la pintura 

Tus primeros pasos, aparte de adquirir el torn, parten desde el centrado hasta las creaciones de formas básicas, porque pueden resultar de lo más frustrante que tendrás que hacer en tu aventura como ceramista. Sin embargo, buscando curso torno cerámica Barcelona en Google, veras que se Diana Claudia Yzet ofrece curso para ser un verdadero alfarero.

 

Apúntate a un taller de alfarería: descubrirás cómo tornear y como pintar cerámica y podrás superar los problemas habituales que podrías experimentar con el torno alfarero.